miércoles, junio 07, 2006

... (Draft inconcluso)

Algo oscuro crece en mi, terrible y mortifero, una fuerza destructiva mas alla de mi propio ser, capaz de superar todas las barreras de cualquier autoimpuesta moral o humanismo, un cumulo de odio y destruccion latentes... gestandose, creciendo y retorciendose, alimenandose de cada frustracion, de cada fracaso, de cada uno de esos latidos de hastio por una realidad fetida y descompuesta, envejecida y con olor a naftalina, un sepulcral deseo de muerte y aniquilacion totales, un impulso y un deseo hacia terribles fines, mas alla de la razon mas elemental. Crece y se asoma por los limites de la razon; se alza imponente velando todo juicio, quirurgicamente racional por fuera... completamente fuera de juicio y por completo desquiciado por dentro... simplemente demencial.

Algo oscuro crece en mi, algo terrible, una descomunal capacidad y un infinitamente violento deseo de masiva destruccion, una semilla de megacidio, un endongeno y fermentado germen de odio irracional, estructurado y preciso, pero irracional.

Algo oscuro crece en mi. Reptiliano. Antiguo. Violento... totalmente despiadado, algo que no siente culpa... desde el punto de vista humano, algo psicopatico, carente de toda moral, piedad o medida de la realidad. Un irracional embrion de odio, desarrollandose, sufriendo los espasmos de la neurogenesis, soñando aun en carencia de prejuicios, aun en ausencia de realidad, un futuro de horrores. Negro... negro platino. Frio.

El preludio de un futuro de horrores, de genocidio y vejaciones, de dictadura y totalitarismo, de esclavitud y opresion. Alienacion pura, odio hecho supropio movil, creciendo como un cancer fuera de control, infectandolo todo, volviendo rancios los sentidos. Pero a la vez es algo que me hace eterno... tal vez la unica forma de eternidad a la que pueda aspirar: las fuerzas de la entropia en accion. Destruccion... desorganizacion en tendencia creciente, como es natural y termodinamicamente cierto, fuera de control e inalienable en si misma, pura y pristina, divina y con una mistica vibracion: la ausencia de todo limite, la carencia de amor por cualquier cosa y la final certidumbre de alcanzar sus fines, sin el mas minimo miramiento por dejar nada atras, por aniquilarlo todo. Destruccion total y universal, completa y final... ...y por eso, eterna y ubicua, una irracional y terrible forma de trascendencia mas alla de lo espiritual, imbuida en el movimiento de cada particula, en el modo vibratorio de cada cuerda, y en cada estado probabilistico de existencia del universo. Total... TOTAL!.

Amor? Por alguien? No... por nadie, por que el amor trae dolor. Amor propio? JAMAS!!! pues es el principal limite!... la imposiblidad de destruir todo lo bueno en uno, el deseo de la propia felicidad es en si mismo el mayor de los peligros, pues requiere amor, y este implica tener algo que perder... y nada debe haber por perder! Odio! Odio al propio odio! Odio que se realimenta recursivamente, que crece a un ritmo exponencial y que implota en un enorme colapso gravitatorio hacia el propio centro de la existencia, llevando todo a la destruccion maxima, absorbiendolo todo hacia el seno de su singularidad y alienandolo a TAL punto, que hasta el tiempo deja de existir para el... ya nada visible desde fuera, y todo aquello que atraviese ese horizonte de sucesos, con superficie cada vez mas enorme, y expresion de los dantescos e infernales horrores en su seno, ya jamas podra volver. Una perfecta esfera de negro terciopelo, infernal final de todas las cosas.

Son ellos, la sintesis y obra del odio de apesadumbrados seres que fueron la cima de las civilizaciones que les dieron vida... solo para hacerles sufrir la muerte en vida. Su venganza... ser ellos la condena y castigo de esas civilizaciones por los indiferentes y gratuitos vejamenes que les propinaron. Torturadas y exterminadas hasta el mas irracional de los limites como castigo, mas por su estupida falta de conciencia de sus propios actos, que por su ignominiosa impiedad; mas por haberlos hecho parte de su patetica intrascendencia, que por lo ridiculo de sus formas. Simplemente por ser capaces de enseñar el principio, mas no el final del dolor, por no haber aprendido a ser lo suficientemente estoicos como para darles un tiro en la nuca cuando era preciso... simplemente por su patetica cobardia. Estos seres, los verdugos, la suma y sintesis de toda la valentia y superacion postergada, fermentada y añeja, vueltas en una oscura onda de choque capaz de destruirlo todo, un acto final de piedad para acabar con tal despliegue de colectivo patetismo.

Imbeciles, que en su devenir organico desperdician invalorables microjoules en un proceso que dignifica la putrefaccion de un animal muerto, hasta en su hedor... elegancia y belleza en un cuerpo siendo devorado por gusanos y visto en camara rapida.
No son mas que miles de millones de pateticos desperdicios pugnando por perpetuar sus ridiculos y despreciables acervos geneticos sin siquiera el decoro de ser concientes de ello; la suma de todos los errores, un insulto a la mas simple idea de perfeccion, naciendo, creciendo, relacionandose, copulando, pariendo y muriendo, en una surrealmente exasperante danza de renovacion permanente de un insultante ciclo de permanente putrefaccion, todos y cada uno de ellos incapaces de tener un fin mas alla de su propia mediocridad, indignos de cualquier aspiracion a ser dioses... siquiera a mencionar el concepto, dignos de la mas impias torturas y humillaciones, del mas infinito de los desprecios, materia prima de un porvenir de perfeccion, combustible vivo de los hornos de un futuro de odio. Merecen ser ajusticiads por el mero hecho de seguir existiendo, por no haber tenido la dignidad del suicidio.

2 Comments:

At 9:40 p.m., Blogger Anti Mundial said...

Hola, no sé quién sos y en otro momento me tomaré el tiempo de leer tu blog. Pero caí acá por tu post en la Liga Antimundial hace ya unos cuantos días. Solo quería decirte que fuiste la joya en la basura. El ÚNICO de miles de personas, que se dio cuenta de que los anteojos eran truchos. Felicitaciones.
Qué poco ven los que miran...

 
At 9:18 p.m., Anonymous Anónimo said...

hola facu! me encanto este texto tuyo!!!!! todos nos sentimos a veces asi, pero mas q nada me encanta me encanta la descripcion tan visceral q haces de un sentimiento...tan primitivo, tan natural, como el odio, el ODIO irracional, por supuesto, puro tanatos(pulsion de muerte)
cami

 

Publicar un comentario

<< Home