viernes, septiembre 08, 2006

Disforia de genero. Apraxia de accion.

Una suerte de... sopor? euforia? mania tal vez? Esta semana y media fue de lo mas bizarro; de repente aquellos temas que antes que tratarlos (o siquiera mencionarlos) hubiera preferido lisa y llanamente el suicidio, explotaron en una especie de ba#o de beta-endorfinas sobre todo mi SNC que me mantienen en una especie de analgecia cognitiva, que me permite disfrutar de cada peque#o acto de rebeldia contra mi propio ser que significa mencionar esos secretos. Es como que todavia no cai del todo en hasta donde llegue. Me volvi esclavo de mis propias palabras o, por el contrario, me libere de mis silencios?
Esclavo de mis propias palabras? Imposible. A lo sumo algunos me miraran raro de ahora en mas o les incomodara mi presencia. Pues que mejor forma de hacerse notar!
Me libere de mis silencios? Sin lugar a dudas. Aunque mis palabras no sean mas que la externalizacion de una elaboradisima (pero perversa, lujuriosa y orgasmicamente exitante) fabulacion, significaban una especie de presion intracraneal que es lo que considero la fuente central, esa poderosa y destructora singularidad que, con su gravedad poco a poco engullia toda mi realidad, haciendola cada vez mas vacia, y volviedose esa singularidad cada vez mas masiva.
Esa singularidad estaba velada a cualquier observador externo por el velo encubridor de mi propia verguenza, pudor y estupidez; de mi propia imposibilidad de arremeter con un acto de egoista estoicismo para mi propio beneficio... Quemar Las Naves: eso fue lo que debia hacer, lo que siempre debi hacer y lo que finalmente hice.
Mencione "mania", y como la mayor parte de las cosas que menciono, su significado no es gratuito (no es por jactarme de ello, sino que simplemente, si de otro modo fuera, no hubiese usado tal termino), porque pude ver, incluso antes que me lo hagan notar, que mi tal vez desmesurada euforia respecto a este tema podia ser el resultado de igualmente desmesuradas expectativas. Ahora llego la duda... tal vez hasta el temor: Y ahora que?... Y tras esa incertidumbre enorme, descomunal, Heisenbergiana, siento como se esconde el germen de la depresion. Maniaco-Depresion. A ello queria llegar. Y si la sobreespectativa termina llevando a una sobrefrustracion? Y si esto se vuelve en un subeibaja de interminable sufrimiento?
Ahora el fetido gusano del pesimismo entra por mi imaginaria vagina, atraviesa violentamente el inexistente cuello de un irreal utero, provocando espasmos de insoportable dolor y se dispone a recorrer la columna vertebral a lo largo y hacia arriba, en direccion hacia las partes mas primitivas y animales del instinto, tal vez el origen de todo esto, el origen primigenio, donde puede yacer el resabio evolutivo que me llevo a ser lo que soy, para transmitir a travez del talamo toda su infecta y asquerosa podredumbre en inequivoca direccion a destruir toda mi realidad, haciendo saltar en mil pedazos de irracional locura toda la corteza. Esta ahora se dice a si misma que acaba de firmar la sentencia de muerte de su propia cordura, que acaba de desatar a los demonios de una represion aun mas infernal que el silencio: la imposibilidad de pasar a la accion.

2 Comments:

At 11:10 p.m., Anonymous Der Schwab said...

Sea fabulación, sea augusta verdad, el velo se rajó.
La libertad será la justa recompensa, de quien sepa vencer a sus fantasmas e ir en busca de la libertad primera y última.

 
At 11:11 p.m., Anonymous Der Schwob (noch emol) said...

Debí haber escrito ´se rasgó´ (qué lego)

 

Publicar un comentario

<< Home